Category Archives: Sin categoría

¿Cómo reactivo mi economía desde el interior de la empresa?

Por: Erika Méndez Quero (Gerente de Sistemas de Gestión, ANCE)

 

prtds2

 

En el actual entorno de incertidumbre provocado por la pandemia del COVID-19 una de las principales inquietudes en México es la reactivación de la economía. Además de las acciones que pueda implementar el gobierno, las organizaciones deben de tener iniciativas internas que coadyuven a la mejora de su economía; por ello, te brindamos algunas recomendaciones para que puedas realizar esta reactivación interna desde tu sistema de gestión de calidad.

Analiza tus riesgos y determina las acciones pertinentes

Después de haber afrontado las dificultades derivadas de la actual situación mundial, las empresas han comenzado a identificar la necesidad de adaptar sus prácticas a través de la planeación de cambios con la capacidad de afrontar el nuevo panorama de incertidumbre en un ambiente de inestabilidad económica generalizada.

Para empezar, administrar el flujo de efectivo será, desde cualquier perspectiva, la solución más lógica y aunque pareciera que es una responsabilidad directa del área financiera de cada organización con metas específicas, la realidad es que todas las posiciones del organigrama pueden
aportar al facilitar las actividades para la administración del flujo de efectivo en la empresa.

Lo primero es asegurarnos de comprender la situación de liquidez de la empresa, lo cual se puede obtener con un informe que muestre el patrón del flujo de efectivo descrito en términos generales para que todos los involucrados puedan entenderlo; esto es, identificar los indicadores clave de desempeño que reflejen la situación económica actual de la empresa y por medio de un análisis, definir las acciones a implementar para mitigar el impacto; te sugerimos que para esto, hagas uso de tu matriz de riesgos, donde puedes identificar los riesgos económicos relevantes, analizar el impacto y probabilidad de éstos, para que, dependiendo del tipo de riesgo obtenido, establezcas acciones relevantes que puedan tener un impacto directo; no olvides que éste análisis se debe de realizar frecuentemente, por lo que el mantenerlo actualizado periódicamente es un requisito a cumplir.

Para lo anterior, te recomendamos considerar que en las temporadas en las que el flujo de efectivo presenta un déficit, se activen mecanismos de ahorro para incrementar la liquidez de la organización y para cuando se presente un excedente, se elaboren planes de inversión en infraestructura o desarrollo de nuevas áreas de negocio para prever con anticipación la manera de asegurar la solvencia de la empresa y mitigar la falta de efectivo.

Revisa tu contexto y realiza los cambios necesarios

El realizar un análisis integral de los procesos de tu empresa y su rentabilidad es algo que debe ser considerado; para ello, apóyate en el contexto interno y externo de tu organización, revisando los requisitos actuales del mercado, y redirigiendo los recursos de tu empresa a aquello que resultan ser atractivos para los clientes. Al haber analizado tus servicios y productos, es necesario que actualices tus procesos y reasignes las funciones, roles y actividades de tu equipo de acuerdo a las necesidades identificadas; el objetivo de esto es optimizar el recurso existente y aprovechar el compromiso que se ha generado con el personal.

Por otro lado, seguramente estarás retomando tus actividades de manera escalonada, combinando el trabajo presencial con el virtual; por lo que es conveniente que se analicen los controles existentes (ya que en la mayor parte de las ocasiones éstos tendrán que ser actualizados) evitando generar o mantener actividades que no agregan valor; recuerda que el hecho de que integres más controles a tus procesos no te asegura que tengas mejores resultados, es mejor tener indicadores de impacto que exceso de indicadores.

Actualiza tus políticas y procedimientos

En esta nueva normalidad debemos de estar conscientes de algo: todos los negocios están viviendo la misma realidad; por ello, es momento de actualizar las políticas internas planteadas para poder renegociar las condiciones actuales, sobre todo las relacionadas con el tema económico.

En primer lugar, fortalece tu proceso de cuentas por cobrar; en todas las empresas existen clientes con plazos vencidos, por lo que el establecer lazos de comunicación y de negociación ayudará a recuperar esa cartera; por otro lado, identifica términos y condiciones de pago con tus proveedores y define de qué manera pueden realizarse negociaciones donde se tenga una relación ganar-ganar, revisa si existen opciones de descuento por pago inmediato y, sobre todo, adquiere lo que necesitas; este no es un buen momento para exceder el inventario de materias primas.

Por otro lado, es necesario desarrollar los protocolos necesarios para reactivar tus actividades, ya que, por disposiciones gubernamentales, hay criterios que deben de ser considerados para retomar las actividades presenciales, por lo que su generación, documentación y comprensión por parte de los involucrados es un factor que ayudará al éxito en esta nueva normalidad; proporciona las herramientas necesarias que se requieren para esta adaptación, incluidas las tecnológicas y los elementos obligatorios para que los colaboradores asistan a las instalaciones, sin poner en riesgo su salud.

Tus colaboradores, el elemento más preciado

Las personas que forman parte de tu organización son, sin duda, de los elementos más importantes; la incertidumbre está en sus mentes y ellos también se encuentran preocupados, por lo que la comunicación clara y oportuna hacia ellos favorecerá su compromiso e integración para generar equipos solidarios; por otro lado, los protocolos que desarrolles deben de tener como prioridad el cuidar a tu gente, ya que, sin ellos, no existe operación.

Para esto, vale la pena que le solicites al personal retroalimentación y puntos de mejora de los cambios establecidos en la empresa, ya que ellos son los que ejecutan estas modificaciones y los que tienen siempre ideas que aportan a la organización al conocer aspectos que la alta dirección desconoce. Sin duda uno de los factores que determinará el éxito de los negocios en esta nueva normalidad, son tus colaboradores, ¡cuida de ellos!

Reinventarse o morir

En este nuevo entorno, todas las empresas, sin importar el giro que tengan, deben de reinventarse; en repetidas ocasiones los catedráticos ponen de ejemplo a organizaciones que decidieron no sumarse al cambio y el día de hoy se encuentran extintas; por ello, es fundamental el mantener una escucha activa hacia nuestros clientes y colaboradores y dirigir los esfuerzos con la intención cubrir las necesidades reales; para ello, se deben de analizar las diferentes opciones considerando sus riesgos, determinando los planes de contingencia a ejecutar en caso de ser necesario, y con base en ello, tomar una elección. Si tu idea es innovar el servicio o producto que ofreces, te sugerimos realices una etapa de “diseño y desarrollo”, además de generar pilotos con tus clientes para analizar su aceptación, y realizar los cambios necesarios previo a su comercialización.

Además, la nueva normalidad formará parte de nuestras vidas y provocará que los usuarios y consumidores se comporten de un modo diferente, al adaptarse a nuevos hábitos de consumo digital que genera nuevos beneficios; derivado de esto, se debe de analizar periódicamente el comportamiento de nuestros clientes y adaptar los servicios y/o productos para cumplir con sus requisitos actuales, incluyendo seguridad durante las transacciones digitales. Por otro lado, los negocios deben aprovechar al máximo las redes sociales para “volverse aliados de sus clientes” y, a partir de ello, fidelizarlos con la intención de generar mayores ventas digitales, por lo que se debe trabajar una estrategia digital que fortalezca la presencia del negocio en Internet, que es donde están los consumidores ahora.

Capacítate

La pandemia actual de coronavirus sin duda ha traído muchos problemas a las organizaciones, pero también ha generado un abanico de oportunidades que, como empresa, te sugerimos aproveches. Una de ellas, ha sido la amplia divulgación de información de forma gratuita; si buscas en internet cualquier tema de interés común es muy probable que encuentres lecturas, webinars o videos que han sido desarrollados y están para consultarse sin costo alguno. Si algo tenemos que aprovechar de la pandemia, son las diversas oportunidades que ha creado el mercado para mantenerte activo e informado, por lo que promueve en tus colaboradores el aprendizaje continuo, y no dejes que el dinero se convierta en un pretexto, ya que hay información de libre acceso sobre cualquier tema.

El generar conocimiento es un diferenciador empresarial; el invertir en el aprendizaje de nuestros colaboradores genera valor agregado a las organizaciones, pero antes de decidir invertir en cualquier herramienta o curso, define qué tipo de estrategia de aprendizaje se adoptará en la organización y brinda a tus colaboradores los accesos necesarios para su capacitación; además, considera que en la actualidad hay temas generales que todos deben de conocer, como la educación financiera.

Cada empresa es un mundo, y cada una decidirá cuál es el mejor camino que tiene por recorrer; analiza estas diferentes opciones y lo más importante es que potencialices lo que ya tienes, considerando los comentarios de tus grupos de interés. El ocupar aspectos relacionados con tu sistema de gestión te ayudará a reconocer los beneficios de su implementación y a estar preparado para los cambios que se requieren en el mercado.

ANCE: primer organismo de certificación acreditado en México bajo el estándar PEFC Cadena de Custodia

El Programa para el Reconocimiento de Certificación Forestal (PEFC) es a nivel internacional, una organización no gubernamental que promueve la gestión sostenible de los bosques a través de la certificación de un tercero independiente. El estándar busca transformar la manera en que los bosques se manejan globalmente y localmente, para garantizar que todos podamos disfrutar de los beneficios ambientales.

Bonos de carbono 4

PEFC es el sistema de certificación forestal más implementado en el mundo: a junio de 2018 había una superficie certificada de más de 307 millones de Ha en 35 países, y había 19.800 empresas certificadas de Cadena de Custodia PEFC en 72 países.

La certificación de Cadena de Custodia se lleva a cabo por organismos de certificación acreditados que verifican el cumplimiento del sistema de contabilidad del flujo de madera, aplicado por una empresa que cumple con el Estándar Internacional de Cadena de Custodia de PEFC. Todos los organismos que certifican en nombre de PEFC cumplen con los requisitos para los organismos de certificación definidos por las normas de la Organización Internacional de Normalización (ISO).

ANCE es el primer organismo de certificación acreditado en México bajo el estándar PEFC Cadena de Custodia. Ratificando así nuestro compromiso con la conservación de los recursos naturales y el desarrollo social.

¿Qué valor le damos a la cadena de custodia?

La certificación de Cadena de Custodia de PEFC es un mecanismo para rastrear el material certificado desde el bosque hasta el producto final para garantizar que la madera, la fibra de madera o los productos forestales no madereros contenidos en el producto o la línea de productos se remonten a bosques certificados.

La certificación PEFC de Cadena de Custodia es esencial para:

  • Que las empresas implementen y demuestren un comportamiento empresarial ético, y
  • Que los consumidores puedan tomar decisiones de compra responsables

¿Cómo contribuye ANCE a la cadena de custodia?

La adquisición de la certificación de Cadena de Custodia refuerza los compromisos de sustentabilidad de las empresas. Les proporciona una ventaja comercial, ya que les permite utilizar el logotipo de PEFC en sus productos, lo que los convierte en la opción preferida, especialmente para los consumidores responsables.

Los datos recientes de PEFC International muestran un creciente interés por parte de las compañías en la certificación de Cadena de Custodia y de sus clientes en la adquisición responsable de productos a base de madera, con una tasa de crecimiento actual de más del 30% por año.

Para la industria de procesamiento de madera, la certificación PEFC de Cadena de Custodia puede mejorar la eficiencia y los sistemas de producción a través de una mayor trazabilidad y contabilidad.

La venta de materiales certificados a través de un sistema de Cadena de Custodia también mejora la imagen del sector y puede promover productos para los consumidores, en particular como una alternativa a otros materiales menos sostenibles o más intensivos en energía.

Además, puede abrir nuevos mercados y aumentar la base de clientes a medida que más y más consumidores exigen madera de fuentes certificadas. Las políticas de contratación pública y privada requieren cada vez más que la madera y los productos a base de madera se originen en bosques gestionados de forma sostenible, y con frecuencia especifican la certificación PEFC como evidencia. Es probable que la certificación se convierta en parte de la licencia de una empresa para operar en muchos países.

PREMIO ÉTICA Y VALORES DE LA INDUSTRIA

En 2001, la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, CONCAMIN, inició la tarea de promover una cultura de ética y valores en los negocios, como una estrategia adicional para mejorar la competitividad de las empresas y coadyuvar en la solución de los graves problemas de corrupción que afectan a la sociedad mexicana.

Objetivos del premio:Captura

  1. Promover una cultura de ética y valores entre sus organismos confederados y las empresas asociadas en éstos.
  2. Reconocer el esfuerzo que Cámaras, Asociaciones y empresas están realizando en la aplicación de principios éticos en la operación de sus organizaciones.
  3. Identificar y difundir casos de éxito, que sirvan de ejemplo para que otras empresas incursionen en este campo.

CONCAMIN se ha esforzado en promover una cultura de ética y valores entre sus Organismos confederados y las Empresas asociadas con éstos, pues tiene la convicción de que la práctica de la responsabilidad social corporativa constituye una gran oportunidad para mejorar la competitividad de las empresas.

Entre los beneficios de la RSC dentro de las corporaciones, se pueden mencionar: mejora en la capacidad de contratación y mayor permanencia de los empleados, mayor lealtad del consumidor, una mejor valoración de la imagen y de la marca; además de la sostenibilidad del negocio a largo plazo.

ANCE galardonado

  • En los años 2006, 2007, 2013, 2015, 2016 y 2017 ANCE ha sido acreedora del “Premio Ética y Valores en la Industria” por parte de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos, por la implementación de prácticas de responsabilidad social.
  • Algunos hechos destacados son nuestras políticas de calidad de vida (home office, horarios comprimidos), cuidado al medio ambiente (azotea verde, política de car pooling, activación de luz por sensores de movimiento, disposición de toallas femeninas), inclusión de personal con capacidades diferentes, entre otras.

Consulta nuestro informe de Responsabilidad Social Empresarial 2017: http://www.ance.org.mx/ArchivosPaginas/RSE/IRSE2017-ANCE.pdf